Conferencias y ruedas de prensa online ¿llegaron para quedarse? La mirada de tres periodistas sobre el tema

Las conferencias o ruedas de prensa son un recurso sumamente útil –en casos puntuales- con el fin de comunicar a los medios las novedades de nuestros clientes. En contexto de pandemia, la modalidad virtual se impone. Pero la pregunta que nos hacemos es ¿llegó para quedarse?

Para responder a esta cuestión consultamos a tres periodistas de tecnología con los que solemos tener contacto e invitar este tipo de eventos, para que nos cuenten cómo ven este formato, sus potencialidades y defectos. Compartimos a continuación las respuestas de César Dergarabedian, editor de tecnología en iProfesional, Julieta Schulkin, redactora de tecnología en Infobae y conductora del podcast «Centennials», y Sebastián de Toma redactor especializado en tecnología en Infotechnology.

 

LA DISTANCIA NO ES UN OBSTÁCULO

Una de las ventajas más mencionadas al participar de conferencias de prensa online es el ahorro del tiempo en los traslados, ganando así productividad. Al respecto Julieta Schulkin sostiene: “Participaría más habitualmente en una conferencia virtual porque en muchas ocasiones me cuesta estar de forma presencial en el lugar. Sería una buena opción para no perdernos de contenidos o noticias”. Por su parte, César Dergarabedian agrega: “una conferencia de prensa online ayuda a ahorrar tiempo en traslados, pero también es una buena opción para respetar las medidas de confinamiento social”. Sebastián de Toma no está seguro si lo haría con más frecuencia, pero afirma que “sería más fácil estar”.

 

MEET O TEAMS, LAS PLATAFORMAS MÁS ELEGIDAS

Plataformas como Google Meet o Teams de Microsoft son las preferidas por sus beneficios como practicidad, seguridad y calidad. Tal como afirma Dergarabedian: “Meet está integrada a las herramientas de Google, como e-mail y Calendar. Además, tiene muy buena calidad y es segura”. Coincidentemente, la conductora del podcast “Centennials” de Infobae opina: “las experiencias que tuve esta semana fueron con Microsoft Teams y por Zoom. La herramienta de Microsoft me parece muy buena, preferiría usar otra herramienta que no sea Zoom, pero no funciona mal”.

Por su lado Sebastián de Toma se inclina por plataformas como “Google Meet, Microsoft o Jitsi. Lo importante es no usar Zoom, que tiene demasiados problemas conocidos de seguridad”.

Asegurar una tecnología adecuada y contar con una conexión de internet estable para la transmisión de la conferencia es uno de los principales temas a tener cuenta, tanto del lado de los organizadores como del de los periodistas, para no correr el riesgo “que algunos mensajes no lleguen correctamente” afirma Schulkin. De la misma manera, Dergarabedian concuerda el riesgo de “posibles caídas en la conexión”.

 

OPTIMIZAR EL TIEMPO DE ENCUENTRO, CONTENIDOS Y ESPACIO PARA PREGUNTAS

Dergarabedian resalta que es imprescindible “definir y explicitar las normas a los participantes” en cuanto a puntualidad, duración y desarrollo de la conferencia. “No debería comenzar con más de 5 minutos de retraso y no extenderse más de 45 minutos”. En sintonía, Schulkin agrega la posibilidad de que la rueda de prensa dure “entre 20 y 30 minutos según las personas que hablen. Esto sin contar las preguntas de los periodistas que son muy enriquecedoras. Muchas veces de allí sale mucha información jugosa”.

En este sentido, los periodistas consultados también resaltan la necesidad de puntualidad por parte de los voceros y de optimizar el tiempo. “Sería ideal que los voceros puedan pitchear de forma dinámica y clara. Mantener la puntualidad y terminar a tiempo con la cantidad de personas que haya que presentar”, afirma Schulkin. De Toma también adhiere al afirmar que una conferencia online “no debería durar más de media hora” y Dergarabedian recomienda “mucha capacitación previa de los voceros”.

Una conferencia de prensa siempre es un buen recurso mientras seamos estratégicos; todo depende del contenido y del motivo por el cual convocamos. “Una conferencia online no es para cualquier lanzamiento, tiene que valer la pena”, comenta De Toma.

 

¿LLEGÓ PARA QUEDARSE?

“Está bueno tener esta opción más presente y comenzar a implementarla, pero hay que trabajar con prioridades. El cara a cara es irremplazable y es muy necesario. Por eso hay que ser estratégico en elegir qué tipo de evento podría llegar a tener una mejor llegada desde lo presencial”, sostiene Schulkin.

Una conferencia de prensa presencial permite un intercambio de opiniones aquí y ahora. Hay una retroalimentación de información entre ambas partes que resulta difícil imitar en el ámbito virtual.
De Toma destaca la posibilidad de contar con speakers internacionales o difíciles de acceder: “Sería más fácil estar y además es una buena oportunidad para poder hablar con voceros difíciles de acceder. Ojalá haya llegado para quedarse”.

Por el otro lado Dergarabedian dice: “La dinámica de la videollamada puede ser agotadora, en especial cuando no está bien armada: posibles caídas en la conexión con la consecuente pérdida de tiempo, las limitaciones para interactuar, la carencia de espacio para un off the record”. Estas son sólo algunas razones por las cuales Dergarabedian se permite discernir de sus colegas al no considerar al formato virtual muy práctico de continuar en el futuro.

Insistimos para cerrar que lo más importante, más allá del formato, es el contenido de valor que pueda haber para motivar a una conferencia o rueda de prensa, datos nuevos, speakers internacionales o destacados, investigaciones, desarrollos recientes o información innovadora.
Agradecemos a los periodistas que participaron en esta nota por su tiempo, sus aportes y por toda la buena onda que tienen siempre con todo el equipo de SUR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *