Pandemia en el ecosistema Online: el furor de Tik Tok y su uso en la comunicación

Si algo está claro es que la pandemia modificó en un amplio sentido nuestra forma de comunicarnos y profundizó aún más nuestra inmersión en el mundo digital. Situaciones de gran estrés e incertidumbre como las que estamos viviendo actualmente nos llevan a echar mano del humor y emplear sus recursos. Al mismo tiempo, el aislamiento genera la necesidad de mostrarnos, informarnos y mantenernos en contacto con otras personas

En sintonía con lo dicho, hubo últimamente una proliferación de memes y viralización en redes sociales de retos, son innumerables los challenges que se han compartido. En su mayoría retratan, a través de la comedia, situaciones que se dan en cuarentena. Lo más destacado del formato es su alto alcance. El canal elegido: Tik Tok.

Tik Tok es una “nueva” red social que ha crecido exponencialmente en los últimos años, especialmente en la población más joven, comprendida entre los 13  y 18 años. Para noviembre de 2018, según cifras oficiales de Tik Tok, más de 500 millones de usuarios descargaron la aplicación mundialmente. Por su parte, la agencia norteamericana Wallaroo Media, hizo la estimación de que para abril de 2020, serán más de 800 millones de usuarios en la plataforma. También muchos famosos y marcas, que apuntan a un target similar, se han sumado activamente para posicionarse en esta red.

Al ser especialistas en comunicación, tenemos que estar al día con los nuevos formatos y canales que permitan llegar a las distintas audiencias con variedad de contenidos. Es fundamental analizar el target al que apuntan y utilizarlos para transmitir los mensajes de aquellos clientes que dirigen su segmentación a ese público. En este sentido, varias marcas, organizaciones e, incluso, estrategas de comunicación política desde finales de 2018 hacen uso de Tik Tok para llegar a un público más joven.

Tal como otras redes, mayormente brinda un espacio para la distención durante el aislamiento, si bien también permite pasar por un carrusel de emociones distintas según cada publicación: ansiedad, temor, alivio, risa. Sin bien tienen un poderoso alcance, no siempre es contenido de calidad. Puede pasar por trivial según lo que se pida hacer.

Contra ello, un ejemplo que nos gusta resaltar es el de instituciones como la Organización Mundial de la Salud y la Cruz Roja, que han recurrido a Tik Tok para hacer anuncios de servicio público y lanzar nuevos retos sobre el lavado de manos a toda la comunidad. También marcas como Ralph Lauren se han insertado con campañas por el medio ambiente durante el Día de la Tierra, con actrices teen como Diana Silvers para posicionar su productos e incluso proponer retos propios

Además, la plataforma cuenta con un programa de recompensas donde al recomendar la aplicación podés obtener ofertas o descuentos. En EEUU Wallmart, Sephora y Starbucks han sido las principales empresas que han participado de esta estrategia.

Desde la comunicación política incluso el ex alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, decidió lanzarse a la interna demócrata para la Casa Blanca directamente a través de la red social TikTok y en forma de meme. Bloomberg invirtió mucho dinero en memes en busca del voto joven.

Respecto a la información que circula en redes sociales, esta y otras plataformas pueden resultar un medio ideal para la difusión de fake news y contenido no verificado. Un estudio del Reuters Institute for the Study of Journalism de la Universidad de Oxford, donde Argentina formó parte como caso de estudio, reveló que tenemos los porcentajes más altos de acceso a noticias por internet durante la pandemia, inclusive mediante las redes sociales. Asegura, sin embargo, que existe un equilibrio entre el acceso a la información a través de agencias de noticias, expertos y organizaciones internacionales versus a las consultas en plataformas digitales. Hay que tener en cuenta que, si bien cumplen su función de entretenimiento y pueden servir para instalar determinadas prácticas, ni los memes ni los retos virales nos informan.

En este sentido, los medios de comunicación y las organizaciones internacionales siguen teniendo un rol fundamental en la difusión de información, lo que no quiere decir que las nuevas plataformas digitales como Tik Tok no ofrezcan espacios novedosos para llegar a los sectores más jóvenes de la población. En ambos casos, es importante contar con generadores de contenido y usuarios responsables que sepan aprovechar cada herramienta de la mejor manera. Tik, Tok, hay alguien ahí?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *